Síguenos en Twitter
Fechas clave a recordar
December  2017
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
   
  1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
WPEC is proudly sponsored by
True Media Concepts
  • Catecismo patrio

    El doctor José Gaspar Rodríguez de Francia estaba convencido que la “… anarquía, la indisciplina social, no permiten que los hombres gocen de los derechos individuales”.

    El orden por sobre todas las cosas

    “.. la libertad ni cosa alguna puede subsistir (..) sin reglas, sin una unidad y sin concierto, pues aun las criaturas inanimadas nos predican la exactitud”.

    A los niños se les inculcaba junto con las primeras letras un catecismo que se ha llamado “El catecismo patrio”.

    ¿Cual es el gobierno de tu país?

    El patrio reformado

    ¿Que se entiende por patrio reformado?

    El regulado por principios  sabios y justos, fundado en la naturaleza y necesidades de los hombres y en las condiciones de la sociedad.

    ¿Puede ser aplicado esto a nuestro pueblo?

    Sí, porque aunque el hombre, por muy buenos sentimientos y educación que tenga, propende para el despotismo, nuestro primer Magistrado acreditó, con la experiencia, que sólo se ocupa de nuestra prosperidad y bienestar.

    ¿Quienes son los que declaman contra su sistema?

    Los antiguos mandatarios, los que pretendían entregarnos a Bonaparte, y los ambiciosos de mando.

    ¿Como se prueba que es bueno nuestro sistema?

    Con hechos positivos.

    ¿Cuales son estos hechos positivos?

    El haber abolido la esclavitud, sin perjuicio de los propietarios, y reputar como carga común los empleos públicos,con la total supresión de los tributos.

    ¿Puede el Estado vivir sin rentas?

    No, pero pueden ser reducidos los tributos, de manera que nadie sienta pagarlos.

    ¿Como pudo hacerse eso en Paraguay?

    Trabajando todos en comunidad, cultivando las posesiones municipales como destinados al bien público, y reduciendo nuestras necesidades, según la ley de nuestro divino maestro Jesu-Cristo.

    ¿Cuáles son los resultados de este sistema?

    Ser felices, lo que conseguiremos manteníendonos vigilantes contra las empresas de los malos.

    ¿Durará mucho este sistema?

    Dios lo conservará en cuanto sea útil. Amén.

    José Gaspar Rodríguez de Francia

    Rubiani Jorge, Historias secretas del Paraguay, pag 459

  • “Que se llame Jovita” dijo el encarcelado prócer Fernando de la Mora, al enterarse que su esposa daría a luz, se las arregló para hacer llegar a sus familiares ese pedido ( no conocería nunca a su hija) .
    El prócer distrajo su interminable suplicio, tejiendo camisitas para su hija.
    Rubiani Jorge, Historías secretas del Paraguay, pag. 447

Comentarios
Categorías
Encuesta

Estás orgullo de ser paraguayo ?

  • My orgulloso (0%, 0 Votes)
  • Orgulloso (0%, 0 Votes)
  • Más o menos orgulloso (0%, 0 Votes)
  • No estoy orgulloso (0%, 0 Votes)
  • Me da lo mismo (100%, 0 Votes)

Total Voters: 0

Loading ... Loading ...
Diapositivas

Augusto Roa Bastos

 

 

 

Nació el 13 de junio de 1917, hijo de una madre de origen portugués muy cultivada y de un mediano burgués muy severo y autoritario, gerente de una refinería de azúcar. Pasó su infancia en Iturbe, un pequeño pueblo de la región del Guairá y de cultura bilingüe guaraní-castellano, escenario de sus primeros relatos. De regreso a Asunción se formó en la lectura de clásicos franceses y de William Faulkner

Trabaja en múltiples oficios y comienza a publicar en prensa. En 1944 formó parte del grupo Vy’a Raity (“El nido de la alegría” en guaraní), decisivo para la renovación poética y artística de Paraguay durante esa década. En 1945, invitado por el British Council, viaja a Gran Bretaña y Francia, y sus entrevistas y crónicas del final de la II Guerra Mundial se publican en el diario “El País” de Asunción.

En el año 1947, nada más regresar a Paraguay, las persecuciones desencadenadas por la dictadura militar, tras una breve primavera democrática, le obligan a huir a Buenos Aires iniciando un prolongado exilio.

En Argentina sobrevivió con todo tipo de oficios sin abandonar nunca su actividad literaria. El de cartero fue uno de sus favoritos. Más tarde, trabajó como guionista de cine, autor teatral, periodista y profesor de diversas universidades de América Latina.

Obras

 

1942 El ruiseñor de la aurora, y otros poemas.
1947-1949 El naranjal ardiente, nocturno paraguayo
1960 Hijo de hombre
1966 El Baldío
1967 Madera Quemada
1974 Yo el Supremo
1979 Lucha hasta el alba Trueno entre las hojas
1989 El Fiscal
1992 Vigilia del Almirante
1996 Madama Sui
1953 El trueno entre las hojas
1967 Los pies sobre el agua
1969 Moriencia
1974 Cuerpo presente, y otros cuentos
1974 Los Congresos
1974 El pollito de fuego
1974 Los Congresos
1976 El somnámbulo
1979 Los Juegos
1980 Antología personal
1980 Contar un cuento, y otros relatos
1989 On Modern Latin American Fiction
1996 Metaforismos
2001 Los conjurados del quilombo del Gran Chaco
2002 Un país detrás de la lluvia


Entradas relacionadas al escritor

Leave a Reply